viernes, 28 de septiembre de 2012

LA IDIOSINCRASIA DEL VENEZOLANO

Cualquiera sea la forma de desarrollo que se propongan llevar a cabo en Venezuela, tiene por fuerza mayor que tener en cuenta el temperamento de la colectividad, aquí tenemos que jugar con las reglas del colectivo, no se puede ignorar como funcionamos como pueblo, durante generaciones enteras se ha usado la palabra socialismo y aquí esa palabra significa depender del Estado, es paternalismo en fuertes dosis, en estos tiempos se ha profundizado y en su arraigo popular ha tomado visos de descarada viveza criolla, si se trata de combatir la corrupción y se cree que está presente únicamente en las esferas gubernamentales o en los círculos de poder económico, estamos completamente equivocados o ¿acaso no es corrupción que se dé casa a una persona y aun sin tener el título de propiedad ni haber pagado una locha por ella, la oferte dilapidando el dinero recibido, haga un rancho al borde de un quebrada y después cuando el caudal crese y se lleve el tarantín, va a pedirle al gobierno una vivienda digna?