jueves, 11 de junio de 2015

Citas de El sádico ilustrado

Hoy conseguí dos tesoros: los ejemplares 8 y 11 originales de la revista humorística El sádico ilustrado. Dirigida por Pedro León Zapata, conformado su Consejo de Redacción en parte por nadie menos que José Ignacio Cabrujas y por quien hoy es miembro del Consejo de Estado, Luis Britto-García (dos ejemplos de coherencia e incoherencia discursiva, respectivamente).

Entre los colaboradores, que yo conocía hasta hoy, se encuentran: Manuel Caballero, Graterolacho, Francisco Herrera Luque, Aníbal Nazoa, Simón Díaz, Otrova Gomas y Salvador Garmendia. Aquí publicaré algunas frases ingeniosísimas de la revista, que 34 años después de su publicación, en 1978, me han hecho reír a carcajadas:


El sádico ilustrado remata un lote de pobres en perfecto estado, para cuñas de TV o de prensa. 
¡Vaya apartando los suyos para el 83! 
¡No acepte imitaciones! ¡No acepte modelos profesionales ni extras de películas! Nuestros lameplatos son de verdad verdad y no esas burdas falsificaciones que presentan candidatos sin escrúpulos. 
¡Precios regulados! No especulamos con la miseria humana. 
Para garantizar mejor su peladera no le daremos ni una locha del dinero recaudado por nuestras tarifas reguladas. 
Nuestros pobres son más fotogénicos, dan más lástima. 
Satisfacción garantizada o le devolvemos su dinero. También ofrecemos pelagatos salidos de abajo para las series de «hoy vivo mejor». 
Digan lo que digan, el sadismo en este país no es una aberración sino un servicio público. 
Para evitar rollos nuestros miserables son garantizados sin antecedentes penales. 
¡No se apelotonen que hay de sobra!

La firma de este artículo titulado “¡Gran liquidación de fin de campaña!” es de Roberto Hernández Montoya, otro (junto a Britto-García) que criticaba a los gobiernos puntofijistas por la pobreza popular, pero que hoy adora al gobierno chavista, porque al parecer los pobres de hoy sí «viven mejor».

Otras frases:

Venezuela limita al sur con Brasil y por el norte con los cruceros turísticos.

Mientras más respetable es una persona, más capaz es de cometer un crimen para salvar su reputación.


¿Por qué prohíben la caña en el día de las elecciones? En las cuatro últimas, en perfecta sobriedad, elegimos otros tantos gobiernos, lo cual demuestra que la falta de alcohol no aclara el entendimiento.

Estos aparecen como tuits donde haya espacios vacíos. El siguiente es buenísimo. No está suscrito el nombre de su autor, copio los que más me gustan:

Tal día como hoy

Hoy es 15 de noviembre de 1978. Faltan 4 días para que digamos que hace 4 días era 15 de noviembre de 1978

Un día como hoy:

20.000.000 a.c.: Al tercer día Dios hizo las aguas.
20.000.000 a.c.: Al día siguiente el INOS las quita.
15.000 a.c.: Se inicia la Edad de Piedra, cuando un grupo de damnificados le caen a pedradas a la Guardia Nacional que trata de desalojarlos de unas cuevas en Altamira.
1888: Edison inventa el apagón al fallarle un experimento con el bombillo.
1887: Se organiza la primera huelga (huelga decir que fracasó).
1973: Un policía secreto se disfraza de fiscal de tránsito para descubrir a los que traten de sobornarlo. A los dos días renuncia a la policía y se mete a fiscal.

Las siguientes frases son de Salvador Garmendia:

El único consuelo de vivir en Caracas, es pensar que uno tiene que morirse algún día y si se le presenta la ocasión de apurar el asunto, ni pendejo que sea la deja pasar. ¿No te parece?

El siguiente artículo de Luis, hace humor sobre las mujeres de la época del «nuevorriquismo» de la «Venezuela saudita»:

Reglamentos de la sifrina

Capítulo III:
De la clasificación de las sifrinas

Artículo 5: —Las sifrinas son: de pensamientos, de palabras y de obras.

Capítulo IV:
De las sifrinas de pensamiento

Artículo 6: —Son sifrinas de pensamiento las que se la pasan pensando:

1) En operarse los tabiques para quedar con la nariz de cochinito.
3) En estar al día.
4) En llamar la atención.
5) En Baby Blue.
5) En cómo hacer para que no se note que están pensando en llamar la atención.

Capítulo V:
De las sifrinas de palabra

Artículo 7: —Son sifrinas de palabra:

1) Las que se la pasan diciéndole a todo el mundo Mi amOr, con O mayúscula.
2) Las que dicen groserías, pero con cuidadito y dividiéndolas en sílabas, por el estilo de cá-ga-te.
3) Las que se ríen sin sonidito.
4) Las que emplean más de tres veces por minuto las palabras IncreíbleMuéreteNo puede serNo Te CreoQué Tierno y No te lo Pierdas.
5) Las que dicen qué nota sin haber nunca sentido una.

Capítulo VI: 
De las sifrinas de obras

Artículo 8: —No hay sifrinas de obras, porque las sifrinas se quedan en puros pensamientos y palabras.
Artículo 9: —Toda sifrina finge que ha hecho lo que no ha hecho hasta que lo hace, en cuyo caso se dedica a fingir que no ha hecho lo que ha hecho.

Capítulo VIII:
Del terror de las sifrinas

Artículo 11: —El terror de la sifrina es ser considerada como objeto sexual.
Artículo 12: —Para evitar ser considerada objeto sexual, la sifrina se defiende con:1)   El maquillaje. 2) El perfume. 3)  El sostén. 4)   La falta de sostén. 5)   La base. 6)   La sombra de ojos. 7)   La máscara. 8)   Los ganchos de pelo. 9)   El rinse. 10)  La pintura de uñas. 11)   La pintura de labios. 12)  El delineador. 13)  La permanente. 14)  La dieta. 15) El sauna. 16)   El escote. 17)   Las blusas transparentes pero no mucho. 18) Las faldas. 19)  Las minifaldas. 20) Las maxifaldas. 21) Los pantalones. 22) Las faldas pantalones. 23) Los depiladores. 24) Los sprays. 25) Los tintes. 26) El peeling. 27) Los zarcillos. 28) Las pulseras. 29) Los prendedores. 30) Los dijes. 31) Los anillos. 32) Los alfileres. 33) Los pañuelos. 34) Las cadenitas. 35)  Las botas. 36)  Las sandalias. 37)  Las hormonas. 38)  Etcétera.
Artículo 13: — Las cuentas de todos los artefactos que la sifrina emplea para evitar ser considerada como objeto sexual, las paga el Príncipe Azul.

Capítulo IX:
Del Príncipe Azul

Artículo 14: —El Príncipe Azul es el que resuelve la vida de la sifrina casándose con ella.
Artículo 15: En cuanto el Príncipe Azul se casa, pasa a ser El Bolsa de mi Marido.

Capítulo X:
De las cosas sifrinas

Son cosas sifrinas todas aquellas que coadyuvan a la Cacería del Príncipe Azul, y entre ellas: 1) Los colegios de monjas. 2) La Católica. 3) Los Centros Comerciales. 4) Los cursillos de cristiandad, y en general. 5) Las playas cercadas. 6) Las terapias de grupo. 7) Los Tropi-burger. 8) Miami. 9) Las tiendas de regalos de boda. 10) Las bodas. 11) Las discotecas. 12) Las exhibiciones de moda. 13) Los bowlings. 14) Los restoranes con candelabros. 15) Las academias de decoración. 16) Las canchas de tenis. 17) Los automóviles de faena usados para paseo. 18) Las despedidas de soltera. 19) Las páginas sociales. 20) Los piano-bares. 21) Baby Blue. 22) La ropa con las etiquetas afuera. 23) Erich Fromm. 24) Yo Estoy Bien Tú Estás Bien. 27) Los Ángeles de Charlie. 28) Los Clubs de Llave. 29) El Poema «Sonatina». 30) Todo lo que parece caro sin serlo. 31) Todo lo que es caro sin parecerlo. 32) Ponerse a tocar a todo el mundo para demostrar que es abierta y después calentarse cuando la tocan. 33) AD, que es un bachinche sifrino. 34) Hacer Mohines. 35) Copei, que es un AD sifrino.

Hay mucho material más, pero ya me da ladilla copiarlo.
Publicado por