miércoles, 13 de enero de 2016

Inauguran monumento Manto a María en honor a la Divina Pastora

La construcción es un obra arquitectónica de arte cinético que supera los 60 metros de altura, y es observable desde las ciudades de Barquisimeto y Cabudare. Consiste en una figura mariana de 45 metros de largo y 23 de ancho, creada con más de 700 tubos de aluminio.






El monumento Manto a María en honor a la virgen Divina Pastora, patrona espiritual de los larenses, es inaugurado este miércoles por los ministros de Transporte y Obras Públicas y de Turismo, Luis Sauce y Marleny Contreras, respectivamente.

En el evento están presentes decenas de feligreses de la virgen. Previo a la inauguración oficial de la obra los ministros visitaron el monumento, acompañados del presidente de la Corporación de Desarrollo de Lara (Corpolara), Luis Reyes Reyes.

La construcción es un obra arquitectónica de arte cinético que supera los 60 metros de altura –equivalente a 22 pisos– y es observable desde las ciudades de Barquisimeto y Cabudare. Consiste en una figura mariana de 45 metros de largo y 23 de ancho, creada con más de 700 tubos de aluminio, con dos torres de concreto armado que la rodean y sostienen, reseña la agencia AVN.

"Esta es una obra que nos llama a la paz, nos llama a todo lo que es el amor de nuestros feligreses hacia Dios y es una obra construida en tiempo récord, en 15 meses", dijo el gobernador de la entidad, Henri Falcón sobre el proyecto que se inició en julio de 2014 y culminó con una inversión de más de 976 millones de bolívares, al tiempo que agradeció la voluntad del Gobierno para la aprobación de los recursos.

Por su parte, la ministra de Turismo, Marleny Contreras, destacó que esta obra servirá para impulsar el turismo de la región, así como el turismo internacional, ya que se trata de la representación mariana más alta del mundo, indicó.

Este nuevo ícono cultural, que se suma a El Obelisco y la Flor de Venezuela de la entidad musical, abarca un espacio de 6.000 metros cuadrados que incluye terrazas, caminerías y estacionamiento. La infraestructura cuenta con escaleras, ascensores, un santuario, un café y miradores desde los cuales los visitantes pueden apreciar parte de Barquisimeto y casi toda la población de Cabudare.