sábado, 28 de febrero de 2015

Consumiendo el oro de la selva

Los indígenas curripacos transportan su alimento; por Sinar Alvarado 640
Fotografía de Felipe Abondano
A esta hora los curripacos duermen. O eso parece. El sol del mediodía calienta en lo más alto, como un tizón allá arriba, mientras acá abajo —sur de Guainía, frente a Venezuela, muy cerca de Brasil— el caserío permanece aletargado y vacío. Son sesenta casas con paredes de bahareque o tablas, techos de palma o zinc, habitadas por descendientes de la etnia arawak. La comunidad de Cangrejo, junto al Río Negro, suele ser un vaivén permanente de hombres y mujeres cuyas vidas discurren como ese cauce de aguas oscuras. Pero a esta hora —doce en punto, decíamos— nadie camina por sus calles desiertas.
Iginia Pinto no tiene tiempo para descansar. Desde esta mañana, con su hija y varios nietos, se instaló dentro de una choza dispuesta a tostar cien kilos de mañoco. A ratos con parsimonia, a ratos con violencia, Iginia mueve la harina de yuca sometiéndola al calor salvaje que arde bajo el budare de hierro. Iginia ronda los setenta años, es menuda y parece frágil, pero aún tiene fuerzas para cocinar de pie durante horas. Para alimentar la brasa como un fogonero, con palos gruesos que recogen los niños en los terrenos cercanos.
El fuego no ha dejado de arder durante la faena de hoy, y el espacio dentro de la choza se ha llenado de una ceniza fina que flota en el aire. La luz del mediodía hiere la penumbra, se cuela entre las varas de las paredes y las sombras proyectadas dibujan líneas temblorosas en el piso de tierra cruda. Inmune al bochorno, Iginia cocina sin decir palabra.
Los indígenas curripacos transportan su alimento; por Sinar Alvarado 640A
Fotografía de Felipe Abondano
***
En el extremo sur del Río Negro, que aquí es la frontera natural con Venezuela, del lado colombiano sobresale un pueblo entre todos los caseríos de la zona: San Felipe hace las veces de capital. Tiene solo cuatro calles, pero es el único con comercio, escuela, iglesia y puesto de salud. En su periferia, siempre junto al río, hay veintiún comunidades indígenas (todas muy limpias, con patios despejados y chozas distribuidas bajo árboles antiguos), la mayoría habitadas por curripacos, y unas pocas donde viven también los yerales, indígenas venidos de Brasil.
Con frecuencia, cuando necesitan comprar o vender algún insumo, los nativos viajan por el río en curiaras (botes largos y delgados hechos a partir de troncos) de remo o motor hasta San Felipe. Allí hacen sus diligencias y vuelven a sus aldeas antes de que caiga la noche. Los pobladores de estas comunidades suman un millar de habitantes.
La historia del Bajo Guainía —todos los pueblos ubicados entre Puerto Colombia y Brasil— está ligada al comercio del caucho y del fique. Pero también, como suele ocurrir en toda frontera, al contrabando de mercancías. Multitudes de desplazados y buscavidas diversos llegaron a este lugar atraídos por la esperanza de riqueza súbita. Había dinero entonces, todo estaba permitido y en San Felipe prosperaron cuatro prostíbulos y varias discotecas. Muchos “emprendedores” de origen dudoso —es decir, traquetos— amasaron fortunas. Más tarde, cuando llegó la ley (Armada y Ejército), se produjo una estampida. Y ahora, repartidas por todo el pueblo, se ven sus casas estrambóticas, que duermen en silencio el largo sueño del abandono.
A pocos pasos de San Felipe, cruzando un desvencijado puente de madera, entre cultivos de yuca amarga, está la comunidad de Cangrejo.
***
El mañoco —el oro de la selva— es una harina grumosa que se produce a partir de la yuca amarga. A diferencia de la dulce, ésta hay que manejarla con sumo cuidado: contiene cianuro y es preciso extraerlo antes del consumo. De la yuca se conocen más de cincuenta variedades, y para los curripacos tiene una ventaja primordial: en esta selva húmeda se cultiva durante todo el año.
En su libro Datos etnográficos de Venezuela, el naturalista Lisandro Alvarado describe así el proceso de elaboración del mañoco:
“Rallan la raíz (de la yuca) lo mismo que para fabricar casabe, y mezclan en seguida la masa con un fermento especial, a fin de que pueda el mañoco conservarse largo tiempo sin alterarse, y de que adquiera un sabor acídulo conveniente al gusto de los indígenas. Esta levadura se prepara de antemano poniendo en un catumare (vasija de palma) cierta porción de raíces para mantenerlas en remojo hasta que, reblandecida y fermentada, la sacan, descortezan y deshacen, volviéndola una masa homogénea, que es la que mezclan con la raíz rallada, en la proporción de una parte de morojói (así llaman a esta levadura) por tres de raíz rallada, teniendo cuidado de que al efectuarse la operación no haya en las manos herida alguna, ni escoriación. Échase la mixtura en el sebucán (una manga), prénsase, despójasela del yare (líquido amargo), y enjuta ya la masa y convertida en un largo cilindro, sácanla y pónenla en una guapa (cesta) grande en donde la desbaratan, convirtiéndola en una harina basta y gruesa, que tamizan y despojan de las partículas fibrosas. Cernida la harina, viértenla sobre un budare puesto al fuego, cuyo borde sobresale como cuatro dedos de alto, y con una paleta de madera van removiendo la sustancia para que se tueste con uniformidad y deje escapar, en forma de vaho denso y blanco, los restos de humedad y de zumo tóxico (ácido prúsico) que encierra, y también para que adquiera un color amarillo dorado y su final consistencia. En tal estado se guarda y se almacena”.
Los indígenas del triángulo amazónico que comparten Colombia, Venezuela y Brasil, consumen el mañoco y confían en sus virtudes desde antes de que llegara Colón a estas tierras. La yuca, dicen, es buena para la digestión y ayuda a combatir infecciones; también reduce la inflamación, alivia el estreñimiento y los trastornos digestivos; mejora la artritis y disminuye el dolor en las articulaciones; mitiga el dolor de cabeza, elimina las erupciones de la piel y reduce el colesterol; contiene vitaminas A, B y C; aporta calcio, potasio, fósforo, hierro, manganeso, cobre. Y, por encima de todo, contiene almidón: una gran fuente de energía. Justo lo que se necesita para sobrevivir en la selva profunda.
Los indígenas curripacos transportan su alimento; por Sinar Alvarado 640B
Fotografía de Felipe Abondano
***
Melvino Arias, un líder curripaco, es nativo de San Felipe, pero emigró y vive en la comunidad de Coco Nuevo, ubicada a pocos kilómetros de Inírida. Melvino conoce el movimiento del mañoco desde que nació allá junto al río; hoy vive preocupado por las amenazas que enfrenta su comercialización.
— Antes nos iba bien, porque en los tiempos de bonanza los venezolanos compraban mucho mañoco; ellos nunca se dedicaron a hacer: compraban. Ahora, con el cambio de moneda, en este momento hay una de las peores crisis que ha habido. Los venezolanos eran los principales clientes, pero eso se acabó. Y en nuestras comunidades hay una afectación, porque el mañoco sigue siendo la principal actividad de los nativos.
Esta tierra sufrió un éxodo. Hace quince años, quizá un poco menos, varios centenares de indígenas abandonaron la zona y cruzaron la frontera rumbo a Venezuela, cuando ese país era todavía un destino favorable. Pero la revolución chavista dañó las cosas. Hace cinco años empezó una nueva migración, esta vez en sentido inverso: los colombianos que se habían ido están ahora de regreso. Y a ellos se han sumado muchos venezolanos desesperados.
Algunos nativos venden su producción de mañoco en San Carlos, un pueblo de Venezuela ubicado frente a San Felipe, en la otra orilla. Otros viajan con los costales hasta Maroa, un pueblo venezolano, más bien fantasma, ubicado a casi cuatro horas de navegación río arriba, en lancha rápida o “voladora”. Pero los comerciantes de la zona, colonos venidos de otras tierras, son los únicos que tienen la capacidad de llevar mañoco en cantidades hasta Inírida.
— Para sacar la producción hay dos rutas —dice Melvino—, y las dos son complicadas. Por el pueblo de Yavita es la más fácil: hay que viajar por los ríos y hay que cruzar ese pedazo, que es territorio de Venezuela (una trocha de treinta kilómetros por tierra). Pero después de una o dos toneladas, ya no se puede en lancha y toca coger la trocha de Huesitos: ochenta kilómetros muy difíciles. Ahorita son trece horas de recorrido, porque está muy mala esa vía. Millón y medio cobran los tractores por cruzar. Por eso a veces es preferible venderle a los venezolanos, que están ahí mismito, al precio que paguen.
Melvino dice que lo urgente es reparar la trocha de Huesitos: con eso mejoraría la vida en las comunidades. Muchos paisanos, dice, se han sacado la nacionalidad venezolana para cruzar el atajo en suelo extranjero y evitar problemas con la autoridad. Si alguien decide hacer el viaje solo por tierra colombiana, debe navegar el Río Negro hacia arriba, ahí tomar la desembocadura del Casiquiare y salir después al Orinoco; desde allí debe bajar hasta San Fernando de Atabapo, el punto donde estuvo Humboldt, y de ahí caer finalmente a Inírida. El viajero gastará más o menos cinco jornadas navegando de día: de seis a seis. Pero eso es en invierno, porque en verano son ocho días de travesía.
Huesitos, sin embargo, es una ruta peor, y la más costosa. Pero a veces es la única. Melvino: “Por ahí toca pagar hasta tres millones ida y vuelta, más el combustible. El desplazamiento es complicado, aunque sea buen negocio”.
Los indígenas curripacos transportan su alimento; por Sinar Alvarado 640c
Fotografía de Felipe Abondano
***
Entre Inírida y San Felipe, un par de veces al mes, viaja un avión que transporta suministros pagado por comerciantes del pueblo. A veces, en esa pista deteriorada, aterrizan vuelos oficiales y avionetas enviadas por algún servicio de salud. Pero éstas son oportunidades infrecuentes. Lo único seguro desde siempre y para siempre son los ríos y sus caudales veleidosos. En invierno, cuando la corriente sube diez o quince metros, los cauces se vuelven senderos anchos (quinientos metros de orilla a orilla) de fácil navegación: bajo el agua se oculta la amenaza de las rocas grandes, y las corrientes traicioneras prácticamente cesan. En verano el agua baja, los obstáculos aparecen y el tránsito se convierte en una odisea. Los motoristas, que conocen todos estos ríos, evitan los tramos más peligrosos saliéndose del cauce: a cada rato los viajeros tienen que abandonar los botes para sortear los accidentes a pie. Deben bajar la carga, echársela al hombro y caminar con ella antes de abordar la lancha en un punto más seguro. Y todo el transporte es así, siempre atado a los caprichos de la corriente.
***
Iginia repite la ceremonia del tostado un par de veces por semana, y todos los miembros de su familia viven de esa actividad. A medida que mueve la paleta sobre el budare, parece que poco a poco va alcanzando una especie de trance: en su rostro no hay expresión; no hay fatiga, tedio ni dolor. Tampoco placer. El trabajo de Iginia es pura rutina y su cara, llena de surcos profundos, mantiene siempre un gesto pétreo con la mirada fija en la harina. A ratos pone la mano encima y verifica la temperatura, o coge con los dedos un puñado y se lo lleva a la boca: prueba el material para estar segura de que todo marcha bien.
Mientras Iginia cocina, su hija me ofrece por fin una taza llena de mañoco cocido y agua. Con una totuma, imitándolos, voy sorbiendo pequeñas cantidades como quien come cereal por la mañana. El gusto es amargo y las pepitas de harina crujen en cada mordisco. Es un sabor que exige curiosidad y costumbre, pero la descarga de energía es evidente.
Así, cucharada a cucharada, voy consumiendo el oro de la selva: el alimento difícil que los indígenas curripacos le arrancan a la tierra desde hace siglos. Entonces pienso en el origen de lo que estoy llevando a mi estómago: en la piel fuerte y rústica de la yuca amarga; incluso en la violencia de su veneno, a veces inofensivo, pero siempre latente. Y así entiendo por qué el mañoco es el principal bocado de toda esta etnia empecinada: no puede haber para ellos, gente recia, un alimento más apropiado.
Los indígenas curripacos transportan su alimento; por Sinar Alvarado 640D
Fotografía de Felipe Abondano
///
Por Sinar Alvarado
Esta crónica se publicó originalmente en la revista SoHo.

jueves, 26 de febrero de 2015

Caracazo




El Caracazo o Sacudón fue una serie de fuertes protestas y disturbios en Venezuela durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que comenzó el 27 de febrero y terminó el 8 de marzo de 1989 en la ciudad de Caracas, e iniciados realmente en la ciudad de Guarenas, cerca de Caracas. El nombre proviene de Caracas, la ciudad donde acontecieron parte de los hechos, recordando a otro hecho violento ocurrido en Colombia el 9 de abril de 1948; el Bogotazo. La masacre ocurrió el día 28 de febrero cuando fuerzas de seguridad de la Policía Metropolitana (PM), Fuerzas Armadas del Ejército y de la Guardia Nacional (GN) salieron a las calles a controlar la situación. Aunque las cifras oficiales reportan 276 muertos y numerosos heridos, algunos reportes extraoficiales hablan de más de 300 personas fallecidas y 2000 desaparecidas

Antecedentes

La economía venezolana cayó a partir del endeudamiento que generó el país después del "boom" petrolero en los 70. A partir de ese momento, comenzó una caída paulatina a medida que el Estado venezolano aumentaba su recaudación y gastos. Esto causó una devaluación de la moneda en 1983. A partir de entonces las políticas económicas de los gobiernos de Luís Herrera Campíns y Jaime Lusinchi no fueron capaces de frenar las espirales inflacionarias, generando desconfianza en las inversiones y pérdida de credibilidad en la moneda nacional. Algunas de las políticas que emplearon estos gobernantes fueron controles de cambio a través de RECADI (Luis Herrera Campins) y un control de precios (Jaime Lusinchi), medidas que devinieron en corrupción administrativa y mercados negros de divisas y bienes. Estas situaciones incrementaron la desinversión privada, generando una escasez gradual. En 1988 resulta electo Carlos Andrés Pérez en los comicios del 4 de diciembre con 3.879.024 votos (52, 91% de los sufragantes), hasta esa fecha, el mayor número de votos en términos absolutos y hasta la actualidad el mayor apoyo a un candidato presidencial respecto al total de votantes inscritos.
Con este gran respaldo popular el gobierno de Pérez buscó dar un cambio al liberar la economía, a través de un programa de ajustes macroeconómicos promovido por elFondo Monetario Internacional (FMI), al que se le llamó "Paquete Económico", concebido para generar cambios sustanciales en la economía del país. Se anunciaron medidas de aplicación inmediata y otras de aplicación gradual en plazos breves. El paquete comprendía decisiones sobre política cambiariadeuda externacomercio exterior, sistema financiero, política fiscalservicios públicos y política social. Sin embargo, la liberación de precios y la eliminación del control de cambio generó un reajuste sumamente brusco para las personas de menores ingresos.

Las principales medidas anunciadas fueron:
  • Someterse a un programa bajo supervisión del Fondo Monetario Internacional con el fin de obtener aproximadamente 4500 millones de dólares en los 3 años siguientes.
  • Liberación de las tasas de interés activas y pasivas en todo el sistema financiero hasta un tope temporal fijado en alrededor del 30%.
  • Unificación cambiaria con la eliminación de la tasa de cambio preferencial.
  • Determinación de la tasa de cambio en el mercado libre de divisas y realización de todas las transacciones con el exterior a la nueva tasa flotante.
  • Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la cesta básica.
  • Anuncio del incremento no inmediato, sino gradual de las tarifas de servicios públicos como teléfono, agua potable, electricidad y gas doméstico.
  • Aumento anual en el mercado nacional durante 3 años de los precios de productos derivados del petróleo, con un primer aumento promedio del 100% en el precio de lagasolina.
  • Aumento inicial de las tarifas del transporte público en un 30%.
  • Aumento de sueldos en la administración pública central entre el 5 y el 30% e incremento del salario mínimo.
  • Eliminación progresiva de los aranceles a la importación.
  • Reducción del déficit fiscal a no más del 4% del producto territorial bruto.
  • Congelación de cargos en la administración pública.
A solo pocas semanas de asumir el gobierno el entonces presidente Pérez, se decide poner en práctica de manera inmediata el paquete de ajuste y de medidas económicas, financieras y fiscales. El 26 de febrero el ministerio de Energía y Minas anuncia el alza en 30% de los precios de la gasolina y el incremento de las tarifas del transporte público urbano e inter-urbano también en un 30% a partir del 27 de febrero, válido para los 3 meses siguientes, después de los cuales podrían aumentarse hasta el 100%.
Las medidas económicas y sociales impuestas por el gobierno y la creciente tasa de pobreza, originaron la masacre y la ola de violencia llamada como el "Caracazo".

miércoles, 18 de febrero de 2015

Cámara espía en el Juicio a Leopoldo Lopez

En vista de que este régimen tan "democrático" y "pacífico" no permite grabar un vídeo dentro de un tribunal, alguien entró con unos lentes de espía que poseen una micro cámara de grabación, para obtener esta exclusiva de El Nacional, en la que podremos ver al propio Leopoldo López defendiéndose durante el juicio que se le realizó a mitad del mes de enero.


Es un vídeo muy interesante en el que podremos verlo explicando claramente su situación, y siendo completamente ignorado por las "autoridades" que apenas quieren mantenerlo preso el mayor tiempo posible.

Este vídeo fue predentado por el diario El Nacional este 18 de febrero del 2015.
El juicio oculto contra Leopoldo López por elnacionalweb

viernes, 13 de febrero de 2015

Las personas, un texto de Martín Caparrós presentando los #TestimoniosDeFebrero de Roberto Mata

A continuación podrán leer, en exclusiva para Prodavinci, la presentación que el maestro Martín Caparrós escribe para un libro que compilará todos los #TestimoniosDeFebrero que Roberto Mata publicó originalmente en nuestro portal y que ya está en imprenta, próximo a salir en circulación.
la foto (1)
Derek Redman, 77 años. Vendedor. Fotografía de Roberto Mata. Haga click en la imágen para ver su testimonio
Son personas.
Muchas veces, al contar las historias, olvidamos que están hechas de personas. Nos olvidamos, así, de esas personas: las convertimos en rastros tenues de la Historia.
En Venezuela –en tantos rincones de Venezuela–, en febrero de 2014, miles y miles de personas salieron a las calles para hablar. A veces las personas sumadas –los pueblos– se comportan raro: callan, escuchan, murmuran si acaso en voz muy baja, hasta que un día no soportan más y hablan: gritan, hablan. Hablar, a veces, en ciertas circunstancias, cuesta caro.
En Venezuela –en tantos rincones de Venezuela–, en febrero de 2014, miles y miles de personas salieron a las calles para hablar. Demasiados pagaron un precio demasiado caro: fueron heridos, presos, asesinados. Eran personas: miles y miles de personas presentadas como si fueran otra cosa. Uno de los recursos más habituales de los represores consiste en hacer de sus reprimidos gente distinta, sospechosa, temible, ávida de algo. Les sirve para desalentar a los demás: para decirles que sólo otros pueden levantarse, esos tan raros. Para decirles ustedes no, ustedes no sabrían ni podrían, ustedes no son eso.
Pero todos –o casi todos– lo podemos ser. Eso dice el trabajo de Roberto Mata: galería de personas tan comunes –que se muestran y cuentan. Unos dicen que pasaban por ahí, alguno que va a tener que irse pero no quiere irse, uno que ni por ésas va a dejar de pelear, otra que por qué a ella, uno que lo que quería era ayudar a los damnificados, otro que vio venir la bomba y perdió el ojo y ve venir la bomba, una que extraña a su hijo preso, otra que no podía soportar que los demás estuvieran y ella no, una que dejó atrás familia casa novio para seguir peleando, otro que de su hija le quedó este retrato, otro que las balas no duelen pero dan mucha rabia, otro que su hijo no quería ser un héroe y quién se lo devuelve, otro que sí quería ser héroe y fue, en cambio, fotógrafo. No sabemos qué quiso ser Roberto Mata; sabemos que, ese febrero, pensó que era una de esas personas y quiso ver, saber, mostrar quiénes eran, cómo eran los demás.
#12F Esther sintió algo que nunca había sentido un tiro; por Roberto Mata
Esther, 31. Comunicación Social. Fotografía de Roberto Mata. Haga click en la imagen para leer su testimonio

martes, 10 de febrero de 2015

Un video musical con el que se puede sentir identificados varios Venezolanos pero con humor


domingo, 8 de febrero de 2015

Venezuela, en fase de ingobernabilidad




HEINZ DIETERICH: Venezuela, en fase de ingobernabilidad 

“Maduro a punto de fracasar…” El ex asesor de Hugo Chávez señaló que la forma de hacer política de Maduro está agotada

■ La solución idónea serían las elecciones, “pero el gobierno no va aceptar adelantar elecciones porque el gobierno sabe que va a perder las elecciones, por lo que se va a negar hacerlo”. Venezuela ha entrado en una fase de ingobernabilidad, comparable a situaciones en otros países, como Chile en 1972, y Bolivia en 2009, expuso Heinz Dieterich, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana. En entrevista para Aristegui CNN, señaló que “en todos los niveles de la convivencia pública y de la actuación del Estado -en lo económico, las finanzas públicas, la credibilidad política, la hegemonía, las relaciones internacionales, la capacidad de refinanciación de la deuda-, están a punto de fracasar”. Consideró que “la solución idónea serían las elecciones, pero el gobierno no va aceptar adelantar elecciones porque el gobierno sabe que va a perder las elecciones, por lo que se va a negar hacerlo”. “Y con cada día que sigue con esa política absurda de repetir mecánicamente el discurso contra Washington, que tiene una pequeña parte de verdad, pero el principal problema es la incapacidad del gobierno. Pierde poder de negociación”, agregó. Hoy en día, para qué querría negociar la oposición con el gobierno, preguntó. “Es obvio que esto va a caer muy pronto; entonces lo que ellos quieren es que el gobierno caiga o que vaya al Fondo Monetario Internacional, que sea la bancarrota total del proyecto político y que le pueden achacar la culpa exclusiva al chavismo y quemar cualquier forma de política progresista para las próximas décadas, esa es la idea de la oposición y por eso no van a negociar con el presidente Nicolás Maduro”, indicó. El momento de negociar lo perdió Maduro, y Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, “ahora están con las manos vacías”. Dieterich detalló que “el gobierno de Venezuela hace una política que podríamos llamar autista, están como encerrados en una isla. En Cuba nunca sucedió eso, Fidel Castro siempre entendió que las relaciones internacionales eran fundamentales para sobrevivir. Pero Nicolás Maduro y Cabello actúan como si estuvieran aislados del mundo y ante cualquier crítica o propuesta o comentario, se cierran, no están dispuestos a discutir la situación y arreglar las cosas”. “¿Cuál ha sido el resultado?, no tienen ahorro interno para financiar este año electoral, las finanzas públicas en las mejores condiciones del petróleo van a tener un faltante mínimo de 10 mil millones de dólares, ¿dónde conseguirlo?, prácticamente está cerrado el acceso al mercado de capitales internacionales”, añadió. Además, apuntó que “la credibilidad de Maduro está en 20 por ciento, la población no cree que él debe seguir hasta 2019, quieren que termine antes. El 70 u 80 por ciento dice no creemos en lo que él promete económicamente”. Dieterich sostuvo que cuando el gobierno pierde toda credibilidad con las mayorías y las clases medias, “entonces no tiene futuro y la gente responsable en Venezuela sólo tiene una posibilidad: tratar de crear un centro como se hizo en Grecia y en España, que evite la catástrofe sangrienta”. Recalcó que el gobierno “ya no tiene poder de negociación, ¿con quién tiene que negociar?, a Washington lo puede dejar afuera por ahora, pero con las fuerzas internas, dentro del propio chavismo, de la oposición. Pero no tiene programa para negociar”. “Obviamente el gobierno venezolano dice: nosotros tenemos las armas, cuando hay un levantamiento usamos las armas, pero lo que no saben es qué van a hacer las fuerzas armadas”, mencionó. “No estoy seguro que van a disparar. Y si disparan va a ser peor, porque seguramente hoy tiene dos o tres fracciones de las fuerzas armadas que quieren una solución de diferente tipo, nadie quiere matar”, finalizó. *Heinz Dieterich Steffan, es un sociólogo y analista político alemán, residente en México. Conocido por sus posiciones de izquierda. Por: Heinz Dieterich

sábado, 7 de febrero de 2015

La mirada del otro

"El Caracazo", Caracas, 1989."El Caracazo", Caracas, 1989.Fotografía: Francisco Solorzano "Frasso"
Comentario sobre "Los empresarios bajaron del olimpo (o las enseñanzas de AD y COPEI)"
Cuando uno conoce a dos personas que se parecen mucho, siempre se le mueve la fibra del pensamiento mágico, se le dispara la imaginación, se buscan infidelidades en un pasado obscuro, se piensa en genotipos... es decir se despierta una necesidad de explicar la similitud. En todos los casos se busca una norma, una ley universal, una razón que explique ese fenómeno y que permita predecir las consecuencias. De una forma científica o no, consciente o no, se desarrolla una teoría para explicar el fenómeno. Por ello los cuentos de morochos, de gemelos, de reencarnación, de los tipos jungueanos, de la Ley de Mendel que salen a relucir alrededor del asunto. Y pasa con la gente, pasa en TNT y pasa con los acontecimientos históricos.
"Siempre que pasa lo mismo sucede igual", sería la premisa mágica o científica que explicaría el porqué de las personas o acontecimientos gemelos.
Así que ante titulares como:
"escasez artificial como mecanismo del capital para fortalecerse".
"Cinco horas para comprar dos potes de leche popular" y "En los mercados no hubo café, azúcar, sal, harina, arroz ni huevos"
queda como sub texto: por ahí viene algo similar. No se dice pero tampoco se explica a qué viene esa enumeración de titulares.
En el texto no se habla explícitamente de la similitud entre aquellos antecedentes y la situación actual. Sin embargo es obvio que citarlos es producto de que son los mismos titulares de hoy. En el texto parecen estar al servicio de dos aseveraciones que son tratadas como hechos:
1) Que fuera el cliché de la corrupción el chavismo tiene algunas cosas en común con los adecos y los copeyanos;
2) Que el empresariado venezolano (la real oposición al chavismo) siempre ha tenido mañas más o menos igual de criminales y parasitarias para saquearle la renta al resto de la sociedad.
"El Chavismo tiene algunas cosas en común con los adecos y los copeyanos" ¡Infinitas! partiendo de que son seres humanos, siguiendo porque son políticos, hasta llegar que son gente que está o han estado en el poder, pasando por similitudes que van desde el anecdotario que te de la gana y casos específicos que podrían tildarse de gemelos. Sería interesante que se especificara en que consiste tal similitud, digo al servicio del contexto.
El segundo punto es innegable. Lo que no se entiende mucho es porqué estos dos hechos le dan argumentos a los "ni ni" para sus salidas individuales y hedonistas. Sin estos dos hechos ysin argumentación de ningún tipo, al menos que se trate de Cohelo, la salida individual de cierto sector de la sociedad siempre descansará en cosas como "cambia tú para cambiar al mundo" y arjonadas por el estilo. Pero ese "niniísmo" no se desprende de las similitudes adeco-chavistas, o de la sinvergüenzura asesina de ciertos empresarios.
El asunto es que las similitudes entre los antecedentes que generaron El Caracazo y la situación actual pareciera darle sentido a enumerar los titulares, además se expresa más adelante:
"Lo importante de esto para la salida colectiva es no olvidar que El Caracazo se produjo por la "tremenda escasez de artículos de primera necesidad y la sospecha creciente, en la gente, de que eso se debía al acaparamiento y la especulación".
También sería interesante enumerar las diferencias. Digo ante las dos personas "idénticas" en los observadores comienzan a surgir las diferencias: "este es un poquito más alto","la nariz está algo volteada para la derecha", "este es más gordo", etc. Diferencias expresadas por la misma necesidad de encerrar el fenómeno en la "normalidad".
Así que también podría decirse que en aquel momento no solamente había escasez en los estantes, también la había en los bolsillos de las grandes mayorías. He allí una diferencia capital. No es lo mismo estar frente a un estante vacío y saber que de llenarse tampoco se va a poder adquirir el producto, a no dejar que se llene porque, inmediatamente llegado el producto, lo vuelvo a vaciar a punta de real. La frustración en el primer caso es un disparador determinante para los acontecimientos que llamamos "El Caracazo". Este rasgo, en la situación actual, disminuye con mucho una potencial situación de saqueo. Por otro lado caracteriza un escenario político-económico distinto. En otras palabras: los gemelos comienzan a no parecerse tanto, más bien uno es bajito y el otro muy alto, y los ojos son distintos, y no habrá quien arroje, "¡No vale! ¡Ni se parecen!". En otras palabras no está pasando lo mismo, luego es difícil que suceda igual. La otra diferencia a la que habría que acudir tiene que ver con el grado de politización de la gente. Y aquí si es verdad que uno de los hermanos es catire y el otro moreno tirando pa' negro.
El otro punto que creo que hay que comentar es sobre la afirmación de que la gente no fue contra el gobierno sino en contra del comercio. No sé si eso es una verdad insoslayable. Primero en aquellos tiempos diferenciar gobierno y "comercio" no era tan fácil como hoy en día. La estratificación era tan aguda que la diferencia era entre marginalidad y estatus quo. La marginalidad era el 80% de la gente y estatus quo era el 20% compuesto por los comerciantes, clase media empresarial, gerencial y administrativa, propietarios de fabrica, la clase política y una veintena de familias dueñas del país. Y podría decirse que más que un ataque en contra de ese 20%, la arremetida fue por afán de igualación, por afán de inclusión a través de los objetos de consumo, no era en contra de nadie, era a favor de sí mismos. Que a mi juicio es un acto político más profundo. Pero no creo que era tan fácil, como creía CAP, diferenciar gobierno y comercio.
Coincidimos plenamente con el texto (el sub texto) de que la lucha es de clases, de que la MUD es un deficiente aparato político de la clase burguesa, que ellos no han perdido ni un ápice de su poder, que tratar de conciliar y de establecer leyes de convivencia entre estos malandros con real con el resto del país, no es una solución.

Lee también en La mirada del otro: ¿Qué se mira?
Escrito por
Rodolfo Porras

Dramaturgo, director y productor teatral, articulista, ensayista. Ex-director general del Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (IAEM).

jueves, 5 de febrero de 2015

La verdad acerca de Pablo Iglesias y su partido político Podemos

yael-farache-acapulco70


Sé que lo que estás a punto de leer es largo y habla mucho acerca de Venezuela. Pero ten paciencia: si lo lees al completo entenderás no solamente lo que está haciendo ahora mismo Podemos, sino que si ganan conocerás de antemano todo lo que va a pasar en España en los próximos diez o quince años.
El artículo es bastante largo así que si quieres saltar a un apartado en específico puedes usar estos enlaces:
Mi amigo Dayron Padilla nació en La Habana bajo el régimen de Fidel Castro. Cuando tenía 15 años su familia arriesgó la vida para escapar a Venezuela. Lo lograron y se quedaron en Caracas.
Desde el primer mítin Dayron se obsesionó con Chávez. Quería hacer entender a todo el mundo que votar por Chávez era el error más grave que podían cometer en sus vidas. Algunos venezolanos sospechaban que Chávez estaba de alguna manera vinculado a Fidel Castro, para Dayron la relación estaba clara como el agua. Para él votar por Chávez era como auto-infligirse una dictadura.  Sus amigos, y en general la sociedad venezolana, no creía que Chávez estuviera asociado con Cuba o con el comunismo, en primer lugar porque Chávez lo negaba en televisión, se proclamaba un demócrata y un liberal, en segundo lugar porque Dayron era un tío peculiar con un acento cubano marcado y la gente creía que estaba medio loco.
Un día nos trajo el cuaderno de ejercicios que usaba en el colegio en Cuba y entre los ejercicios obligatorios había una “Oda al rifle” y un dibujo de la cara del Ché Guevara que había que colorear sin salirse de las líneas. También trajo una libreta de racionamiento y nos sorprendimos mucho de las cantidades, por ejemplo, su familia tenía acceso al equivalente a dos kilos de arroz al mes por persona. Además la mayor parte de la libreta estaba vacía, no había nada anotado junto al nombre de los productos, imagino que por la escasez.

Pero las cosas que Dayron nos enseñó nunca surtieron el efecto que él esperaba. Él las traía para enseñarnos lo que ocurría en Cuba y lo que podía pasar en Venezuela si Chavez ganaba las elecciones. La gente en cambio veía sus cosas como quien observa un artefacto extraterrestre. Sentían un interés mórbido por las experiencias que Dayron tuvo en Cuba, pero no creían que algo así iba a tocarles a ellos. Una frase muy común en esas discusiones era “Ay Dayron, no seas exagerado, Venezuela no es Cuba”. La gente estaba convencida de que era imposible que en Venezuela ocurrieran cosas como esas porque estaban demasiado lejos de nuestra realidad.
La campaña de Chávez era mucho más eficaz que las advertencias de Dayron. Chávez tenía un mensaje que reivindicaba todo lo que los venezonalos sentían. Su aspecto era el de un venezolano cualquiera. En lugar de hablar de productos internos brutos y curvas de crecimiento, Chávez le hablaba a la gente en un idioma que entendían. Les hablaba de su realidad cotidiana.
Chávez decía que los problemas de Venezuela, que la crisis económica que atravesaba el país era el producto directo de la corrupción de los partidos políticos, que durante cuarenta años se habían repartido el dinero y habían dejado al país en quiebra. Chávez decía que los partidos políticos no escuchaban al pueblo. Que eran un grupo político anclado en el poder y que si queríamos que Venezuela saliera del agujero había que cambiar las cosas. Que en definitiva, había que derrotar a “La Cúpula” que era la alianza entre los bancos, los empresarios, y sus lacayos del gobierno.
Chávez tenía razón. Todas sus críticas resonaban profundamente en el corazón de un pueblo que había sufrido reveses económicos y que había perdido la confianza en sus líderes. Jamás fui a un mítin de Chávez, pero recuerdo perfectamente lo que sentí al verlo en la televisión. La gente que lo rodeaba cantaba y bailaba.  Veían en él un salvador. Yo jamás había visto nada igual, y supe de inmediato que Chávez ganaría.
Veo a Pablo Iglesias en la televisión y reconozco en él la misma mano. No tiene el carisma ni genera el mismo entusiasmo, pero su campaña es tan parecida a la campaña electoral con la que ganó Chávez en 1998 que siento como si estuviera viendo un capítulo repetido, o el show de un ventrilocuo, como si en cualquier momento de detrás de la cabeza de Pablo Iglesias se va a asomar Hugo Chávez.
No me sorprendió, por lo tanto, enterarme de la relación que ha mantenido y que sigue mantienendo la dirigencia de Podemos con el gobierno chavista de Venezuela. Estuvieron estrechamente relacionados a Chávez, y lo siguen estando a su sucesor Nicolás Maduro. Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón y Luis Alegre recibieron casi 4 millones de euros del gobierno venezolano a través de la fundación CEPS de la que todos forman parte. No es necesario contarlo al detalle, basta con leer el artículo en El País con fecha del 17 de junio:http://politica.elpais.com/politica/2014/06/17/actualidad/1403039351_862188.html
Hay que agregar que tanto Monedero como Iglesias residieron en Venezuela y fueron asesores del chavismo durante varios años. Monedero, a los 40 años, fue asesor directo de Chávez y vivió con él en el palacio presidencial entre 2005 y 2010. Por su parte Pablo Iglesias vivió en Venezuela en 2006 y 2007 y prestó servicios de asesoramiento a varias instituciones chavistas incluyendo el despacho presidencial, tenía 28 años. Lo que cabe preguntarse es qué tipo de asesoramiento político puede dar una persona de 28 años sin experiencia política a un gigante como Chávez, un dictador que se prolongó en el poder durante casi 15 años y que contaba con el aparato de inteligencia cubano y la participación de Fidel Castro en su estrategia de gobierno. La respuesta es simple: ninguno. Lo más probable es que el gobierno chavista no recibiera asesoramiento alguno, no lo necesitaban. Los que estaban recibiendo asesoramiento, entrenamiento, y financiación política eran los de Podemos.

A PROPÓSITO DE LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LA DIGNIDAD

En Venezuela han habido cinco Repúblicas, las primeras cuatro ya cumplieron su ciclo histórico con resultados poco menos que mediocres, y la quinta dista mucho de satisfacer las expectativas que creó al nacer. Es por respeto a nosotros mismos que debemos pensar en la creación de un sexta República con las taras del pasado eliminadas en ella, y todas las ventajas de la tecnología moderna y las mejores cualidades de las más exitosas, INCLUIDAS._*
*Disertación previa*
En 1811 nació la primera República y desde entonces hemos tenido cuatro mas para un total de cinco.
Esto no pretende ser un diseño perfecto e inalterable y tampoco un trabajo académico dirigido a audiencias escogidas o iniciadas, sino un enfoque razonado por un hombre común que pretende simplemente ofrecer una base sobre la cual construir una situación que sea el fruto de los aportes de todos aquellos que piensan en el país como un todo y del cual todos nosotros somos y seremos responsables.
Quien escribe no ha hecho otra cosa sino trabajar desde hace 35 años y a fuerza de observar a su alrededor ha llegado a visualizar el escenario que aquí se describe como el mas conveniente para todos aún sabiendo que habrán opiniones contrarias muchas de las cuales sostendrán la Hipótesis de que el pueblo de Venezuela y los partidos políticos actuales no estén listos ni posean la madurez necesaria para un cambio así. La realidad es que es el sistema y el ambiente el que forma a los pueblos y estos tienen pleno derecho ademas del deber de ser el instrumento de su proprio cambio y crecimiento. Indudablemente en los inicios habrán muchos cambios y mejoras que hacer, sucederán también muchas situaciones imprevistas, habrán muchos “retornos de llama”, pero siendo este un sistema que lleva intrínseca la capacidad de autoreforma, los ajustes que indique la experiencia sucederán sin traumas, demoras, ni costos excesivos.

*Marco político administrativo*
La sexta República deberá estar basada en la democracia activa (http://espanol.groups.yahoo.com/group/democraciaactiva )donde sea la sociedad y no un partido o un gobierno quien en definitiva tenga la última palabra en la toma de decisiones importantes y en la administración del país:


*PODER EJECUTIVO*
Un presidente de la República electo popularmente cuyo periodo dure seis años no reelegible con referéndum aprobatorio/revocatorio AUTOMÁTICO a mitad periodo. SERA EL JEFE DEL ESTADO ( por decisión de la sociedad )
Un primer ministro o presidente del consejo de ministros, o Premier, representante de la mayorÍa parlamentaria producto de una alianza entre los partidos representados en el congreso , con periodo de tres años pero obligado por ley a renunciar al perder el apoyo de esa mayoría, será el JEFE DEL GOBIERNO reelegible una sola vez. El apoyo o no de un partido a un determinado gobierno dependera de la opinión de la BASE de ese partido. Si un numero suficiente de miembros de un partido no aprueba el desempeño del gobierno o de un determinado ministro el partido estará obligado por ley a retirarse de la coalición de gobierno. (La sociedad decide cuando un gobierno o un ministro debe irse o no ) En todas las decisiones importantes los partidos serán gobernados por la opinión monitoreada constantemente en linea, de los miembros o base. ( o sea la sociedad)

*PODER LEGISLATIV0*
Podra ser unicameral o bicameral ( según decida una asamblea constituyente)
El quorum sera obligatorio y de ser necesario se alcanzara con suplentes.
Cada parlamentario deberá presentar al público y en linea un reporte detallado de su actividad, puntualidad y rendimiento diario. Existirán sanciones que llegaran hasta la expulsión definitiva e IRREVERSIBLE
Todas las leyes deberán ser estudiadas y discutidas hasta lograr consenso y una vez alcanzado, serán sometidas a referéndum popular las orgánicas, las especiales, y sus modificaciones al igual que grandes proyectos, planes económicos y grandes compromisos internacionales de la república
Todas las reuniones del congreso serán transmitidas en tiempo real por un canal del estado con ese solo propósito principal y el darle acceso al público a cada parlamentario por igual.
Siendo que los legisladores están y estarán supuestos a votar según su conciencia y no según instrucciones partidistas , las votaciones en el poder legislativo serán electrónicas y secretas vía un totalizador electrónico no manipulable que no identifique los votantes. Solamente se desplegara la cantidad de votos SI , la cantidad de votos NO y la cantidad de votos nulos, una vez depositado el último voto. Los votos nulos o abstenciones serán razonados por decisión optativa de cada diputado.

Cada parlamentario contara, como guía para decidir , con la opinión en linea de los votantes de su circuito