lunes, 5 de marzo de 2012

Coma Frutas




No coma cuento, coma frutas

Son bajas en grasa, sal y calorías, evitan enfermedades crónicas, surten al organismo de nutrientes esenciales para su buen funcionamiento y saben bien. Con todo y esto, suelen ser sustituidas por las golosinas. En las líneas que siguen, algunos consejos para que estas bondades de la naturaleza se conviertan en su postre predilecto.

por PABLO ERNESTO BLANCO |
Algunos consejos para que las frutas se conviertan en el pan nuestro de cada día
¿Recuerda usted cuántas veces ha escuchado que el consumo de frutas es beneficioso para el organismo? Probablemente sean muchas y esto no es precisamente porque se trate de un cuento de camino, sino de una verdad avalada por médicos y nutricionistas. No obstante, estas bondades de la naturaleza quizás encuentran su peor competencia en las chucherías nuestras de cada día; el chocolate, golosina que lidera ese "combo" de tentaciones que despiertan el paladar más rápidamente que una cesta de mandarinas o un plato de manzanas. Ante tan injusta competencia, los generadores de contenido del sitio web estadounidense www.choosemyplate.gov crearon una práctica lista que evita las excusas a la hora de deleitarse con una o varias frutas. Estas son, palabras más, palabras menos, sus sugerencias.

1) Enjuáguelas. Permítase disfrutar el proceso de lavar las frutas antes de consumirlas. Frótelas bajo agua corriente para quitarles la suciedad de su superficie, séquelas con un paño de cocina limpio y dispóngase a disfrutarlas.

2) Manténgalas las frutas a la vista. Tenga siempre un plato de frutas sobre la mesa del comedor, la nevera o la alacena.

3) Piense en el sabor de las frutas. Así usted esté entregado a la textura y el sabor del chocolate, haga un espacio mental para recordar el sabor de su fruta predilecta, bien sea porque le calma la sed o porque le endulza la tarde.

4) Averigüe cuáles son las frutas de la temporada e intente colocar en su agenda un espacio para comprarlas donde las vendan más frescas. Esto evidentemente favorecerá su degustación.

5) Prefiérelas enteras en lugar de tomarlas en un jugo. Los beneficios de las fibras de la frutas son múltiples, de manera que, aunque también es válido ingerirlas es más beneficioso masticarlas, según los especialistas de la salud.

6) Mézclelas. El desayuno es quizás una de las comidas en la que más puede inventarse a la hora de combinar las frutas con los el resto de los alimentos de manera efectiva y apetitosa. Agréguelas a su cereal, su panqueca o su yogur descremado. En la cena, puede ser atractivo y sabroso ver en su plato de ensalada de repollo algunos trozos de piña, naranja o uvas.

7) Llévelas donde vaya. Las frutas secas pueden ser una excelente merienda portátil, además de estar comprobado científicamente que son beneficiosas para el cerebro.

8) Promociónelas. Consúmalas delante de sus hijos y acostúmbrelos, de la manera más didáctica posible, a consumirlas en una plácida merienda. De esta manera estará asegurando un hábito beneficioso para su crecimiento y desarrollo.




Relacionado con: frutas , nutrición